Me quedé con ganas

Es de noche y el Almendares desemboca

escribo esto consciente de que no estás, tan consciente que la piel me duele ante el recuerdo de tus caricias.

¿dónde estoy?

a pocos metros de la desembocadura del río almendares.

¿qué sentimientos, recuerdos, anhelos despertará en ti la anterior oración?

no. no es el apartamento que conoces.

ese está a unos cien metros. pero igual lo suficientemente cerca como para que duela como cojones. 

es de noche

y el almendares desemboca

 del otro lado del ¿mar? la ciudad destella con sus luces

hay un silencio agradable

y en la mano sostengo un vaso

que hasta la mitad está lleno de habana club siete años

casi no hay estrellas

este es un texto de mierda

pero es que faltas




Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: